Capitulo 1: Los Pioneros:
Agustín Pujol. Abriendo caminos en la meseta.

A finales del siglo XIX la Patagonia era el confín de occidente. Por entonces Argentina convocaba a todos los hombres del mundo que quieran habitar el suelo argentino; y la Patagonia era la última región en incorporarse a su territorio, consolidando sus límites luego del tratado de 1881 firmado con Chile. 

Sobre la Pampa húmeda ya existía un mínimo nivel de conocimiento y seguridad para su ocupación a través de la línea de fortines y las expediciones militares.

Pero la Patagonia al sur del paralelo 42 era completamente desconocida para los primeros aventureros que en respuesta a la invitación de habitar el suelo argentino llegaron desde los más remotos sitios del mundo.

Se conocía el litoral atlántico, pero no la meseta y la cordillera. La mayoría venían a “quemar las naves”, es decir venían para no volver. Llegaban desde el Este mirando al Oeste…lejano, desconocido y desafiante. Pero también prometedor de quien sabe que imaginario deseo que animaba sus pasos.

Agustín Pujol
Agustín Pujol

Agustín Pujol fue uno de ellos. Llegó a la Argentina con 15 años en 1883. En 1.888 llego a Puerto Madryn. Unos años más tarde lo encontramos transitando la meseta en todas sus direcciones montando una mula y con otra de tiro. Conoció cacique por cacique, comerciante por comerciante, poblador por poblador,  mallines y serranías, pampas y valles.

En 1896 se encuentra en la Colonia 16 de Octubre (actual Trevelin) asociado a John Murray Thomas, solicitando a la Autoridad Nacional boleto de marca y seña para la crianza de ganado.

Antes del año 1900 ya estaba instalado en Ñorquinco y Gastres con sendos Almacenes de Ramos Generales para atender la demanda comercial de la región y servir de asiento y parada a sus tropas de carros que ya circulaban desde Puerto Madryn a Ñorquinco en un recorrido de unos 700 kilómetros.

Desde Madryn las tropas de carros trepaban hacia el Oeste.  Constituidas por 20 a 30 carros y unas 9 a 12 mulas por cada carro, sumaban un contingente ruidoso y polvoriento de unas 40 a 60 personas atravesando la Patagonia con una carga de 100 a 120 toneladas de mercaderías.

Gastres constituyo su centro de operaciones en la meseta. Las tropas de carros llegaban allí desde Madryn luego de 30 días de travesía pasando por Sierra Chata, Telsen, Gan Gan, Sacanana.  Luego las tropas se reorganizaban para continuar hacia la cordillera. Una parte hacia Costa Sud Chubut (hoy Paso del Sapo) donde atravesaban el rio Chubut en dirección a Colán Conhué y Esquel y otra parte continuaban hacia Ñorquinco, Cushamen, Leleque y Cholila.

En 1903 construye su casa central de Ramos Generales en Gastres, de piedra, gigante para la época, que cubría las necesidades de provisión de mercaderías para la región, el acopio de lana, plumas, cueros, albergue para sus troperos y para los viajeros. En la esquina ubicó el Ramos Generales, el boliche y las oficinas comerciales. Luego, por uno de los laterales se ingresaba a un patio hacia donde convergían las habitaciones para el alojamiento de los troperos y los viajeros. A corta distancia del Ramos Generales instaló galpones y máquina de esquila de veinticuatro manijas con las que realizaba la zafra de 60.000 a 70.000 ovejas, ofreciendo ese servicio de esquila a todos los pobladores de la región.

La actividad económica -basada en la ganadería ovina- organizo el territorio en unidades económicas mínimas surgidas de las capacidades de soporte de animales en cada sector del territorio (500 a 700 ovejas por legua), destacando zonas de invernada y veranada, de acuerdo a sus condiciones de pastos, agua, altura y reparo para el invierno. Pero el Estado no pudo entender la nueva organización del territorio y lo “cuadriculó” en lotes de una legua cuadrada (2.500 hectáreas) y sin mayores miramientos fue adjudicando parcelas sin importar si eran para veranada o invernada, si eran pampas peladas o mallines.

La red de Comercialización se completaba con las sucursales de la casa central, ubicadas en Costa Sud del Rio Chubut (hoy Paso del Sapo), Colan Conhué, Ñorquincó, Sacanana, a las cuales se sumaban otros Ramos Generales propiedad de otros pobladores en Cholila, Cushamen, Gan Gan, Telsen, Sierra Chata.

Próximo a los Ramos Generales construían sus viviendas de adobes aquellas familias que por su actividad tenían una relación laboral con el Ramos Generales, que era al mismo tiempo Boliche, lugar de encuentro, de atención de los inspectores de tierras, centro de negocios, hotel y herrería para la reparación de carros.

Con el correr del tiempo y de los carros, las huellas fueron consolidando caminos y los Ramos Generales se fueron convirtiendo en pueblos. Una amplia red de relaciones comerciales y sociales se desplego sobre el territorio. Baqueanos y maruchos alternaban con ganaderos y comerciantes, esquiladores, mercachifles, herreros y carpinteros -también con bandoleros-  

En el inicio de este proceso el territorio del Chubut tenía en total 3.748 habitantes de acuerdo al censo de 1895. En 1.914 sumaba 23.065 y para 1920 el total de habitantes era de 30.032 de los cuales 3.499 se encontraban en la Meseta, es decir poco más del 11 %. Si ese porcentaje se aplicaría a la población actual de Chubut, la meseta debería contar con más de 60.000 habitantes.

Agustín Pujol falleció el 25 de enero de 1927 a los 59 años de edad. En Buenos Aires. Lejos de Madryn donde deseaba pasar sus últimos años y donde le hubiera gustado que sus restos mortales descansen.

El Chalet Pujol. Una marca distinguida en la historia de Madryn
Chalet Pujol, convertido en el Museo Oceonografico y de Ciencias Naturales
Chalet Pujol, convertido en el Museo Oceonografico y de Ciencias Naturales

Dejo unas enseñanzas muy claras. La primera y tal vez más importante su espíritu pionero. Pujol fue “a por ello”. Equipado solo con su capacidad y compromiso. Aplico un criterio de administración transparente del territorio a partir de su reconocimiento detallado, identificado sus diferencias regionales y la vocación para la actividad económica en cada caso, para la ubicación de sus centros de servicios, para el trazado de caminos que tejieron las redes económicas y sociales de la región que permanecen vigentes hasta el día de hoy.

El chalet que construyo en la loma entre 1915 y 1917 nos sigue recordando su presencia en la historia de Madryn, su actuación como Presidente del Consejo Municipal y como gestor e impulsor de numerosas iniciativas de progreso en la ciudad.

Nuestra ciudad aún está en deuda con el reconocimiento a su legado. 


¿De que Tiempo es este lugar?

Canal 12 y Candelario Presenta. Los Pioneros: Agustín Pujol. Abriendo caminos en la meseta.

156° Aniversario. Homenaje a la Cultura de Puerto Madryn.

Acerca del autor

Desde 1.983 hasta la fecha desarrolla su actividad profesional en la ciudad de Puerto Madryn, orientada básicamente a Proyecto y Dirección de Obras Edilicias y Urbanizaciones en el ámbito privado, mientras que en el ámbito público se desempeñó en la Secretaria de Obras Públicas municipal, alcanzando el máximo nivel de responsabilidad en los años 1.993 a 1.999, en cuyo período se elaboró el Plan Estratégico Madryn Siglo XXI, asumiendo la responsabilidad de redactar el Plan Urbano Integral, el cual fue elevado al Concejo Deliberante en Octubre de 1.999.
En la actualidad su actividad laboral esta exclusivamente orientada en la actividad privada y ha sido elegido por sus colegas como Presidente del Distrito 4 del Colegio Profesional de Arquitectos de la Provincia del Chubut para el período 2013 y 2014. Fue Presidente del Consejo Superior del Colegio de Arquitectos del Chubut en el periodo Octubre de 2016 al 31 de Octubre de 2018. En el mismo período fue miembro de la Federación Argentina de Entidades de Arquitectos.
Miembro Fundador del Centro de Estudios Históricos y Sociales de Puerto Madryn, ocupando la presidencia del mismo en 2 oportunidades.
Desde el año 2.000 ha contribuido al debate público para la construcción de la sociedad, la cuidad y la región a través de múltiples notas de opinión desde una perspectiva local.
Editor responsable de la Revista Candelario en versión digital (www.candelario.com.ar)