La obra de resistencia del Teatro La Escalera

Entrando al teatro en modo pandemia, haciendo una fila dispersa a las 5 de la tarde, todavía hay sol y el frío es incesante.

El espacio que antes hubieran ocupado unas 40 personas, está, por su ocupación máxima, repleto con apenas 10, y eso ya nos ubica en una especie de intimidad colectiva, se siente como una función privada, se apagan las luces de la sala y se iluminan la escena.

La obra se plantea en un escenario simple, un plano secuencia podría decirse si fuera cine, una escena compleja de una sola toma, donde el público siempre mira de frente.

La escenografía es una composición de pocos elementos, extremadamente simbólica y muy bien utilizada. Las metáforas de los objetos y la música generan los cambios de clima necesarios para la continuidad del relato. La narrativa se apoya por completo en estos elementos y el resto es todo texto y actuación. La fuerza de las palabras y el movimiento constante se evidencian reales y sinceras. Las miradas son francas y abiertas al público.

Las rostridades que mutan y la indulgencia de las palabras se abren en interrogantes y más interrogantes en un guion de extrema poesía, dotado de una realidad transpolable a casi cualquier persona que se siente a verla y se anime a ser interpelada por esta.

Las fotos son de Vero Flombaum @veroflom
El movimiento como liberación de lo oprimido. PH: Veronica Flombaum @veroflom

Qué llevo conmigo? es la pregunta final que te hace la obra. Te dan un folleto muy bien resuelto, con algunos juegos gráficos, para que escibas que es lo que llevas con vos.  

Lo cierto es que esa pregunta me dejó pensando, me dejó abierta a dos tipos de respuestas: la típica, la clásica, la dómestica: lo que hice en el día, sí paso algo bueno o malo desde que me desperté, con quien hable…. y también apareció la otra, la que me invitó a hurgar en la carga invisible, en los pesos en los que no queria pensar, en esas cosas que no cuento como equipaje cada día, pero que igual están ahí, en cada paso que doy, en cada paso que das, esas que llevo conmigo, esas que llevas siempre con vos a todas partes.

Maribel Bordenave y Eze Canosa ponen el cuerpo en estos varios cuerpos que cuentan esta historia que tiene mucho más de poesía que de prosa, en una coproducción de @teatrodelbardo y @laescalera_teatro.

Además de este gran resultado, la obra nace de una propuesta de creación colaborativa con artistas de otras localidades, ”proyecto 7 laboratorios” algo así como un acto de resistencia a la muerte de la escena que plantea la dogmatizante y  pantalla reinante “nueva normalidad-”  + info https://www.eldiario.com.ar/140371-llevo-todo-conmigo-el-resultado-de-una-experiencia-teatral-pluriregional-y-colaborativa/

Para conocer las fechas contactense por redes sociales a @laescalera_teatro

Acerca del autor